Displaying episodes 31 - 60 of 106 in total

Ser un soldado III (Parte 2). Serie: Esfuérzate en la Gracia.

Todo soldado, una vez identificados los enemigos, debería pelear contra ellos; sin embargo, desde la perspectiva Bíblica y bajo el entendimiento del Nuevo Testamento, esto no es así. El objetivo de aquellos quienes son soldados de Cristo no es pelear para vencer a los enemigos, sino anunciar a otros que Jesucristo ya los venció, y esto se consigue mediante dos estrategias principales: la evangelización y el discipulado. Presentado por el Pastor Abraham Capitaine.

Ser un soldado III (Parte 1). Serie: Esfuérzate en la Gracia.

Todo ejército, y por ende todo solado, debe tener completamente claro cuál es su enemigo, cuál es el objetivo que se debe alcanzar y la estrategia para lograrlo. Como miembros del ejército de Dios, como soldados del Eterno Salvador, cada creyente cristiano también debe tener presentes los mismos conceptos (enemigos, objetivos y estrategias). Presentado por el Pastor Abraham Capitaine.

Ser un soldado II (Parte 2). Serie: Esfuérzate en la Gracia

Todo soldado sabe que hay un riesgo inherente a su profesión: perder la vida. Como soldados de Jesucristo, debemos tener presente que existe ese mismo riesgo en dos sentidos: 1) “Perder la vida” figuradamente hablando, al dejarlo todo por la cauda de Cristo. 2) “Perder la vida” literalmente hablando, en la posibilidad de morir velando por los intereses de Cristo, Presentado por el Pastor Abraham Capitaine.

Ser un soldado II (Parte 1). Serie: Esfuérzate en la Gracia.

Para facilitarle el recordar su misión, Pablo le dice a Timoteo: “ESFUÉRZATE EN LA GRACIA”, y le refiere como ilustración el SER UN SOLDADO, debido a las notorias características que un soldado posee. Aunque la convocatoria para unirse a los ejércitos de Dios (la iglesia) es para todas las personas, una aplastante mayoría no aceptan el llamado; de aquellos quienes sí lo hacen, hay un porcentaje muy bajo que decide prepararse para la adecuada realización de sus funciones como militantes del Reino de los Cielos. Presentado por el Pastor Abraham Capitaine.

Ser un soldado (Parte 2). Serie: Esfuérzate en la Gracia.

Los creyentes cristianos del s. XXI también son considerados como soldados, como aquellos quienes pertenecen a uno de los ejércitos de Jehová, y cuya máxima misión es que la Voluntad de su Señor se cumpla en este tiempo. La iglesia es uno de los ejércitos de Dios y cada uno de los miembros que lo conforman buscan ejecutar la orden de su General de batalla: “Predicar el evangelio a toda criatura y hacer discípulos a todas las naciones”. Presentado por el Pastor Abraham Capitaine.

Ser un soldado (Parte 1). Serie: Esfuérzate en la Gracia.

En la Biblia se presentan épicas anécdotas que hacen referencia ya sea a guerreros (en lo individual) o ejércitos (en lo colectivo). Dios decidió que esto fuese registrado así en las páginas de Su Palabra. Jehová Tzebaoth (palabra hebrea para “ejércitos”) cuenta con diferentes ministros, que juntos conforman Sus huestes, a las que pertenecen todos aquellos que cumplen Sus indicaciones; es decir, los que ad-ministran Su voluntad. Presentado por el Pastor Abraham Capitaine.

Ser un maestro III (Parte 2). Serie: Esfuérzate en la Gracia.

Los Apóstoles seleccionaron a ciertas personas, llamadas Diáconos, para que les ayudaran a atender todas las necesidades de los creyentes, para que de esta manera no fueran distraídos de sus prioridades: Enseñar/predicar la Palabra. Dos mil años después, la iglesia en la actualidad tiene muy buenos y claros modelos a imitar, los cuales están presentes a lo largo de toda la Biblia: desde los profetas del Antiguo Testamento, pasando por Juan Bautista y el mismo Señor Jesucristo, hasta los apóstoles en el Nuevo Testamento. Presentado por el Pastor Abraham Capitaine.

Ser un maestro III (Parte 1). Serie: Esfuérzate en la Gracia.

Los maestros del Nuevo Testamento, mejor conocidos como Apóstoles, tuvieron como prioridad el predicar el evangelio; en otras palabras, el enseñar la Buena Noticia de la salvación que es por medio de la Fe. Cuando Jesucristo los envió a realizar dicho trabajo, les dio autoridad para sanar y liberar a las personas; es decir, para que toda distracción tanto en el ámbito físico (enfermedades) como en el ámbito espiritual (demonios) no fueran impedimento para que las personas escucharan y creyeran en el Señor Jesús. Presentado por el Pastor Abraham Capitaine.

Ser un maestro II (Parte 2). Serie: Esfuérzate en la Gracia.

Para recordar cuál es el objetivo de un creyente cristiano basta con memorizar la frase Esfuérzate en la Gracia, y con tener en mente el ejemplo de un maestro, mejor aún si ese ejemplo es Jesucristo mismo. Se pueden buscar y obtener beneficios de nuestro Rey y Salvador, beneficios terrenales o temporales, y está bien; sin embargo, el máximo beneficio de un relacionamiento cercano con Él es el aprendizaje. Él es el Maestro. Presentado por el Pastor Abraham Capitaine.

Ser un maestro II (Parte 1). Serie: Esfuérzate en la Gracia.

Maestro entre los maestros, ese es Jesús, el Cristo. Él es el máximo referente en cuanto a enseñanza de las verdades eternas, todas las personas lo reconocían (aunque no estuviesen de acuerdo con Su doctrina) como un rabí, un maestro. En todo tiempo, lugar y circunstancia, Jesús enseñaba con autoridad, la máxima prioridad en su ministerio terrenal de tres años y medio fue el “Ser un Maestro”. Presentado por el Pastor Abraham Capitaine.

Ser un maestro (Parte 2). Serie: Esfuérzate en la Gracia.

A lo largo de toda la Biblia se pueden encontrar diversos maestros y muchas de sus enseñanzas; sin embargo, en ocasiones no se les llama directamente “maestros” sino que se referían a ellos de distintas maneras. Ejemplo de ello es en el Antiguo Testamento, en donde se les llamaba primordialmente Profetas. Juan Bautista, ya en los primeros registros del Nuevo Testamento, sí era llamado maestro, aunque no dejaba de ser profeta. Tanto los primeros como este último tenían como objetivo máximo la enseñanza. Presentado por el Pastor Abraham Capitaine.

Ser un maestro (Parte 1). Serie: Esfuérzate en la Gracia.

Pablo fue quien instruyó a Timoteo, y después de hacerlo le encomendó que hiciera lo mismo: que instruyera a hombres fieles que a su vez instruyeran y que estos a su vez lo hicieran con otras personas. Una cadena de maestros y alumnos, de rabinos y discípulos. Pablo recibió toda la enseñanza del mismo Jesucristo, quien a su vez lo hizo directamente del Padre Celestial. El objetivo primario de todos estos maestros, y muchos más, fue el de transmitir fielmente el mensaje de Dios al pueblo. Presentado por el Pastor Abraham Capitaine.

Esfuérzate en la Gracia (Parte 2). Serie: Esfuérzate en la Gracia.

De entre las muchas cartas, tanto personales como generales, que escribió el apóstol Pablo, la última en redactar antes de morir tenía como destinatario a Timoteo, y en ella le presenta un axioma: “Esfuérzate en la Gracia” No sólo le puntualizó las instrucciones que debían ser atendidas a la brevedad, sino que también formuló un método muy efectivo para recordarlas (un axioma), así como una serie ilustraciones que le facilitarían la retención y evocación de la información. Presentado por el Pastor Abraham Capitaine.

Esfuérzate en la Gracia (Parte 1). Serie: Esfuérzate en la Gracia.

El apóstol Pablo expone ante Timoteo, mediante dos cartas personales, los principales problemas existentes en la comunidad de cristianos de la ciudad de Éfeso, encomendándole, además, el cuidado de todos ellos. Toda la experiencia de Pablo es transmitida a su discípulo Timoteo con el objetivo de ayudarle a reconocer las fallas presentes en medio de los efesios y darles una pronta solución. Presentado por el Pastor Abraham Capitaine.

Pasos Firmes, Ideas al Aire (Programa especial). Serie: Nacidos de lo Alto.

Acompáñanos en este episodio especial con motivo del final de la segunda temporada, en el cual conversaremos entre amigos sobre las enseñanzas, anécdotas y dudas que ha generado la maravillosa serie titulada "Nacidos de lo Alto". En esta ocasión, comparten el espacio y el micrófono el Pastor Abraham Capitaine, y los hermanos de ADN, Israel Reyes y Emmanuel López, quienes te invitan a reflexionar sobre los aprendizajes de una serie cuyo objetivo es darnos a conocer la naturaleza divina y los dones que hemos recibido al nacer de nuevo, "nacer de Dios".

Parados en la brecha (Parte 2). Serie: Nacidos de lo Alto.

Todos hemos pecado, la diferencia radica en que algunos han entendido y aceptado el sacrificio redentor de Cristo Jesús, y otros no. Esto significa que hay personas quienes viven y practican la maldad, por los cuales es necesario interceder. En palabras del mismo Señor: “…los sanos no tienen necesidad de médico, sino los enfermos.” Presentado por el Pastor Israel Reyes Peña.

Parados en la brecha (Parte 1). Serie: Nacidos de lo Alto.

Después de varios capítulos de la serie Nacidos de lo Alto, es natural que surja una pregunta: “¿Para qué se ha estado aprendido todo esto?” El Deseo de nuestro Dios no sólo es beneficiar a aquellos quienes creen, sino que, mediante aquellos que creen en Cristo Jesús, pueda ser beneficiada el resto de la humanidad. “Pararse en la brecha” es una forma muy bíblica de decir “interceder a favor de otros”. Presentado por el Pastor Israel Reyes Peña.

Invitación a "Pasos Firmes, Ideas al aire (2): Nacidos de lo Alto.

Si has escuchado uno o más episodios de la serie NACIDOS DE LO ALTO, esto te interesa.

La unidad (Parte 2). Serie: Nacidos de lo Alto.

Meditar y confesar, con la ayuda del Espíritu Santo, las verdades contenidas en las Sagradas Escrituras llevan al creyente a experimentar de manera sobrenatural lo que Dios preparó para Sus Hijos. Cuando alguno de los creyentes se atreve a confesar la Palabra del Eterno Dios, a pesar de la incomprensión e incredulidad que pueda llegar a tener, podrá constatar sorprendido que Dios es fiel y Él respalda Su Palabra. Presentado por el Pastor Israel Reyes Peña.

La unidad (Parte 1). Serie: Nacidos de lo Alto.

Uno de los aspectos más importantes en la vida del creyente cristiano es aprender a confesar las cosas que Dios dice en Su Palabra que ya han sido hechas. Cuando Jesús anunciaba a las personas temas celestiales no le creían, le despreciaban e incluso lo querían matar; y una de esas revelaciones incomprensibles fue la unidad entre Dios Padre, Jesucristo el Hijo y cada uno de los creyentes. Presentado por el Pastor Israel Reyes Peña.

Fuerte ciudad (Parte 2). Serie: Nacidos de lo Alto.

Mucho del cuidado de Dios incluye la purificación, por medio de la Sangre de Cristo Jesús, y no sólo en cuestión de los pecados cometidos, sino también en lo que respecta a la culpa y a la maldad. Todo el trabajo diseñado por el Eterno Señor para la protección de Sus hijos viene a propiciar en cada uno de ellos una absoluta “invulnerabilidad espiritual”. Presentado por el Pastor Israel Reyes Peña.

Fuerte ciudad (Parte 1). Serie: Nacidos de lo Alto.

Todo creyente vive constantemente en medio de una guerra espiritual, de la que la mayoría de las veces no es consciente. Dentro de todas las bondades que Dios entregó a Sus hijos, la protección extraordinaria en medio de un mundo espiritual hostil es de suma notoriedad. Presentado por el Pastor Israel Reyes Peña.

La oración II (Parte 2). Serie: Nacidos de lo Alto.

Cuando Cristo Jesús murió en la cruz, se inauguró un Nuevo Pacto, con condiciones y alcances muy distintos a los que existían con anterioridad. En ese Nuevo Pacto, la oración alcanza un punto incomparable e inmejorable, un nivel que sólo se puede comprender gracias a la revelación del Espíritu Santo. Presentado por el Pastor Israel Reyes Peña.

La oración II (Parte 1). Serie: Nacidos de lo Alto.

El tamaño o duración de una oración no es sinónimo de efectividad. Una gran cantidad de creyentes cristianos tienen el hábito de orar, lo que hacen desde su visión y comprensión; sin embargo, según lo que se describe en la Biblia, hay ciertos requisitos para que una oración sea efectiva. Presentado por el Pastor Israel Reyes Peña.

La oración (Parte 2). Serie: Nacidos de lo Alto.

En la Biblia no a cualquiera se le dice “Señor”. Es una expresión muy especial que en el Antiguo Testamento sólo se usaba al referirse al Dios y Padre Celestial, y en el Nuevo Testamento a Jesucristo. Él es Rey de reyes y Señor de señores, lo que significa que también en esta Tierra, Dios decidió constituir a Su iglesia como los responsables y administradores de lo que aquí sucede, es decir, los “señores de esta Tierra”. Presentado por el Pastor Israel Reyes Peña.

La oración (Parte 1). Serie: Nacidos de lo Alto.

El apóstol Pablo hizo una oración por la iglesia en Éfeso; sin embargo, sigue siendo vigente y beneficia a la iglesia en nuestra actualidad. Él pidió por “espíritu de sabiduría y de revelación”. Es el Santo Espíritu de Dios, manifestando Su presencia y obra en cada uno de Sus hijos, quien les permite conocer verdaderamente al Padre, así como comprender el llamado, la herencia, y la extraordinaria grandeza del poder de Dios. Presentado por el Pastor Israel Reyes Peña.

La armadura de Dios (Parte 2). Serie: Nacidos de lo Alto.

Cada una de las partes de la armadura de Dios es explicada de una manera figurada (haciendo uso de los elementos que portaría un soldado de aquella época), y de una manera real (que expone el verdadero significado espiritual). Hay quienes, al aún no comprenderlo, hacen mímica, actos proféticos o simulaciones “vistiéndose” de cada una de las partes de la armadura de Dios; sin embargo, según lo que se expone en el resto de las escrituras, portar la armadura de Dios es vivir cotidianamente de acuerdo con ciertas condiciones. Presentado por el Pastor Israel Reyes Peña.

La armadura de Dios (Parte 1). Serie: Nacidos de lo Alto.

Dentro de las múltiples enseñanzas que entre los cristianos se comparten, destaca aquella basada den Efesios 6, que hace referencia a la armadura de Dios. Para poder portar la armadura de Dios se necesita contar con una fuerza extraordinaria, una fuerza que sólo puede provenir del mismo Dios. Todos Sus hijos tienen derecho a portar Su armadura, y así permanecer firmes. Presentado por el Pastor Israel Reyes Peña.

Romanos 6 (Parte 2). Serie: Nacidos de lo Alto.

Todo el que cree que Jesús es el Cristo, ha nacido de Dios. Posterior a ello, el cristiano se bautiza como testimonio (evidencia) de su convicción. Después, llega a comprender que tiene una herencia que le ha sido entregada por su Padre Celestial. Parte de la herencia que el Todopoderoso otorgó a Sus hijos incluye el poder pronunciar, en el espíritu, cada una de las Palabras Divinas, y que éstas tengan un cumplimiento en la realidad terrenal y temporal. Presentado por el Pastor Israel Reyes Peña.

Romanos 6 (Parte 1). Serie: Nacidos de lo Alto.

El acto de bautizarse, para muchos creyentes, es el mero cumplimiento del mandamiento expuesto en las Escrituras; sin embargo, pocos son aquellos quienes verdaderamente comprenden las implicaciones de dicho acontecimiento. Cuando una persona muere, no puede hacer nada más, obviamente, puesto que ha muerto. Y esa es exactamente la realidad del bautismo en la vida de todo creyente: “alguien que ha muerto (con Cristo) y que ya no puede seguir pecando”. Presentado por el Pastor Israel Reyes Peña.

2020 Iglesia ADN