Displaying episodes 1 - 30 of 106 in total

Si tienen amor los unos con los otros (Parte 2). Serie: Amigos, Discípulos y Mayordomos.

En aquella conversación entre Jesús y el intérprete de la Ley se observa que, aunque el intérprete ya sabía lo que debía hacer (amar al prójimo) no lo practicaba, por ello Jesús le afirma categóricamente “haz esto y vivirás”. Para cerrar Su explicación sobre la importancia del amor, Jesús utiliza una parábola, la del “Buen samaritano”. Presentado por el pastor Abraham Capitaine.

Si tienen amor los unos con los otros (Parte 1). Serie: Amigos, Discípulos y Mayordomos.

Cada una de las enseñanzas de Cristo Jesús reflejaban la naturaleza divina. Cuando cierto intérprete de la Ley quiere probar la veracidad de dichas enseñanzas, le pregunta al Maestro algo muy obvio, algo que ha estado contenido en la Ley del pueblo por miles de años. Jesucristo le invita no solo a recordarlo, sino también a aplicarlo. Presentado por el pastor Abraham Capitaine.

En esto conocerán que son mis discípulos (Parte 2). Serie: Amigos, Discípulos y Mayordomos.

El Señor Jesucristo resumió, de una manera tan asombrosa, el máximo distintivo de sus discípulos, aquella característica que los diferenciaría del resto de las personas. La presencia de esta tan destacable característica en la vida de Sus seguidores le resta importancia a la forma en que la gente pudiera llegar a llamarlos (sea en reconocimiento o de manera despectiva). Presentado por el pastor Abraham Capitaine.

En esto conocerán que son mis discípulos (Parte 1). Serie: Amigos, Discípulos y Mayordomos.

Cuando Cristo Jesús vivió y convivió con sus seguidores los llamó de diferentes maneras. Cuando Él partió de esta Tierra, la gente les asignó otros títulos a dichos seguidores de Cristo. Tanto el nombre que les fue dado por Jesús como el dado por la gente, fue resultado del comportamiento evidente de cada uno de ellos. Presentado por el pastor Abraham Capitaine.

Estreno 4a Temporada. Amigos, Discípulos y Mayordomos.

Por definición, un cristiano no solo cree en Cristo, sino que vive como Cristo vivió. La cercanía que cada uno de los cristianos tenga en su relación con Cristo Jesús debe expresarse no solo con palabras, sino que debe ser vivencial y constante, y sobre todo, evidente ante los ojos de todos quienes le rodean. “AMIGOS, DISCÍPULOS Y MAYORDOMOS” es una serie que explora los diferentes niveles de intimidad en la relación que cada uno de nosotros (cristianos) llevamos con nuestro Señor y Salvador (el Cristo).

Pasos Firmes, Ideas al Aire (Programa especial). Serie: Esfuérzate en la Gracia.

Disfruta con nosotros este episodio especial con motivo del final de la tercera temporada, en el cual conversaremos entre amigos sobre las enseñanzas, anécdotas y dudas que ha generado la maravillosa serie titulada "Esfuérzate en la Gracia".

Ser un siervo III (Parte 2). Serie: Esfuérzate en la Gracia.

El Espíritu Santo de Dios es quien convence a las personas (les hace ver, comprender, darse cuenta) respecto a que sus vidas deben ser liberadas del cautiverio del maligno, pero esto sólo es posible mediante el trabajo del SIERVO quien anuncia el mensaje. Estar a favor de los intereses de Dios, es anunciar el Evangelio (buenas noticias) a otros. Presentado por el pastor Abraham Capitaine.

Ser un siervo III (Parte 1). Serie: Esfuérzate en la Gracia.

Satanás es especialista en engañar y la Biblia lo menciona como el “padre de mentira”; su maldito propósito es hacer creer a todas las personas (creyentes y no creyentes) que pueden vivir conforme a sus propios deseos y que no habrá consecuencia. El trabajo del SIERVO del Señor involucra comprender la trampa del adversario y mostrar la verdad a las personas para que logren escapar del “lazo del diablo”. Presentado por el pastor Abraham Capitaine.

Ser un siervo II (Parte 2). Serie: Esfuérzate en la Gracia.

De los diferentes motivadores que podemos tener para realizar aquellas actividades que Dios nos encomendó, hay uno en particular que es notoriamente impactante: “Pagar una deuda”. Todo creyente debería saber que pagar nuestra deuda con dios es imposible, pero también debería saber que tiene toda una vida para mostrar esa intención de pagar, sirviendo a su Señor. Presentado por el pastor Abraham Capitaine.

Ser un siervo II (Parte 1). Serie: Esfuérzate en la Gracia.

No son pocas las ocasiones que en la Biblia se menciona el concepto de “siervo” para referirse a algún seguidor de Cristo, y esta idea deja muy en claro el deber cumplir con las encomiendas o responsabilidades asignadas por Dios, y hacerlo sin esperar nada a cambio (aún cuando Él es galardonador). Presentado por el pastor Abraham Capitaine.

Ser un siervo (Parte 2). Serie: Esfuérzate en la Gracia.

Pablo describe a Timoteo algunas de las características de un siervo del Señor, en las cuales todo creyente --y por definición "siervo de Cristo"-- debe capacitarse. Esa es una de las formas más elocuentes de esforzarse en la Gracia.

Ser un siervo (Parte 1). Serie: Esfuérzate en la Gracia.

Dios se relaciona con nosotros como Dios, como Padre, como Esposo, como Amigo, como Proveedor y como Señor. A menudo estudiamos todas las demás facetas de su relacionamiento con nosotros, pero ¿cómo lo honramos como siervos?. Pablo escribe al joven Timoteo que un "siervo del Señor" tiene ciertas características que tienen que ver con una actitud de servicio voluntario, un deseo de hacer la voluntad de Aquel a quien reconocemos como Señor.

Ser un instrumento III (Parte 2). Serie: Esfuérzate en la Gracia.

En la Biblia hay ejemplos históricos de la profanación de instrumentos (y muebles) santos para usos aberrantes. El Nuevo Pacto revela que nuestro cuerpo es el templo del Espíritu Santo, pero ¿estamos dandole el uso para el que fue creado?

Ser un instrumento III (Parte 1). Serie: Esfuérzate en la Gracia.

Existen instrumentos que pueden ser empleados para usos honrosos, para usos comunes, o bien, para usos perversos; los materiales empleados en su fabricación dan indicios del uso al que están destinados. La Palabra del Señor nos indica que Dios escoge las mejores materias primas para aquellos instrumentos destinados a un uso santo (apartado).

Ser un instrumento II (Parte 2). Serie: Esfuérzate en la Gracia.

Cada instrumento, según el material del que está formado (barro, madera, oro o plata), tiene diferente uso, pero al final de cuentas todos y cada uno de ellos le sirven para darle la Gloria al Señor. Los que han nacido de Dios, por creer en Cristo Jesús, han sido transformados de instrumentos para usos comunes, a instrumentos para usos honrosos. Presentado por el Pastor Abraham Capitaine.

Ser un instrumento II (Parte 1). Serie: Esfuérzate en la Gracia.

Todos los seres humanos fueron creados para un propósito específico: Ya sea para dar a conocer la gran misericordia de Dios (instrumento de honra), o bien manifestar Su ira (instrumento de deshonra). Pablo insta a Timoteo a mantenerse limpio para SER UN INSTRUMENTO de honra, santificado, útil y dispuesto para toda buena obra. Presentado por el Pastor Abraham Capitaine.

Ser un instrumento (Parte 2). Serie: Esfuérzate en la Gracia.

Es fácilmente comprensible que los INSTRUMENTOS que utiliza Dios deben ser santificados; es decir, no tienen un uso común sino uno muy superior (apartado para algo especial). Pablo es enfático al darle al joven Timoteo tres instrucciones básicas: “Evita, apártate y huye”. 1) Evita las vanas palabrerías, 2) Apártate de iniquidad y 3) Huye de las pasiones juveniles. Presentado por el Pastor Abraham Capitaine.

Ser un instrumento (Parte 1). Serie: Esfuérzate en la Gracia.

De entre las siete comparaciones que Pablo utiliza para explicarle a Timoteo el importante trabajo que tiene por delante, seis se relacionan con actividades o profesiones y sólo una con algo inanimado, “UN INSTRUMENTO”. Para ser un instrumento útil en la obra del Señor, Timoteo debe limpiarse de ciertos comportamientos muy humanos, pero que obstaculizan las funciones a favor de la obra de Dios. Presentado por el Pastor Abraham Capitaine.

Ser un obrero II (Parte 2). Serie: Esfuérzate en la Gracia.

Jesús narra una parábola conocida como “Los obreros de la viña” y en ella se expone con mucha claridad cómo es nuestro Dios Amoroso el que en diferentes momentos (etapas de la vida) convoca a los obreros para Sus labores. Los últimos que fueron llamados se esforzaron mucho más que el resto puesto que, alegremente, habían escuchado las maravillosas palabras del Padre de Familia: “Id también vosotros a la viña, y recibiréis lo que sea justo”. Presentado por el Pastor Abraham Capitaine.

Ser un obrero II (Parte 1). Serie: Esfuérzate en la Gracia.

Nuestro Dios está contratando obreros para Su viña, y no lo hace porque necesite ayuda, sino porque es Su verdadero deseo el invitarnos a colaborar con Él, involucrarnos en Su obra. A lo largo de los muchos años en los registros bíblicos, Dios ha convocado a diversos personajes: Abraham, Jacob, Moisés, David, Isaías, Juan Bautista, Jesús mismo, Pedro, Pablo, etc. En el x. XXI Él sigue contratando obreros (tú y yo). Presentado por el Pastor Abraham Capitaine.

Ser un obrero (Parte 2). Serie: Esfuérzate en la Gracia.

En la gran mayoría de las entrevistas iniciales de trabajo se debe discutir un tema álgido: el sueldo. Para muchos puestos laborales el sueldo es según aptitudes. Toda vez que una persona obtiene un empleo, debe continuar trabajando adecuadamente para no ser despedido (avergonzado) cumpliendo cabalmente con sus responsabilidades, que en el caso de Timoteo (tuyo y mío) es “usar bien la palabra de Verdad. Presentado por el Pastor Abraham Capitaine.

Ser un obrero (Parte 1). Serie: Esfuérzate en la Gracia.

A ninguna persona le gusta ser probada (evaluada), y menos cuando ya ha logrado obtener cierto puesto de trabajo. Como obreros de Dios todos hemos de ser probados (evaluados) para que ser aprobados (aceptados), lo cual solo puede suceder por medio de una minuciosa revisión. Esa idea es la que Pablo le transmite a Timoteo cuando le dice que procure con diligencia presentarte a Dios aprobado. En otras palabras: “Timoteo, ya tienes el trabajo (de obrero del Señor), pero debes esforzarte para no perderlo”. Presentado por el Pastor Abraham Capitaine.

Ser un labrador II (Parte 2). Serie: Esfuérzate en la Gracia.

Una de las analogías más utilizadas en el Nuevo Testamento relaciona el ciclo de vida de una planta (nacer, crecer, reproducirse y morir) con el proceso espiritual de una persona (creer, ser discipulado, compartir con otros, partir a la presencia de Dios). Hay diferentes personas involucradas en el proceso espiritual de un cristiano (evangelistas, pastores, maestros, etc.), pero el objetivo de todos ellos es uno solo: “que dicho cristiano se reproduzca o multiplique; es decir, que haya más creyentes cristianos que, a su vez, hagan lo mismo”. Presentado por el Pastor Abraham Capitaine.

Ser un labrador II (Parte 1). Serie: Esfuérzate en la Gracia.

Una de las características más notorias del proceso de crecimiento de una planta es cuando ésta comienza a dar fruto, cuando comienza a reproducirse. SER UN LABRADOR implica cuidar de algo (en este caso, de personas que creen en Cristo Jesús) para que en un cierto momento se dé la multiplicación o reproducción (en este caso, que compartan del amor de Cristo a otras personas). Presentado por el Pastor Abraham Capitaine.

Ser un labrador (Parte 2). Serie: Esfuérzate en la Gracia.

El objetivo del adversario, como no podía dañar a Dios, fue dañar aquello que era lo más importante para Dios; la comunión íntima con el ser humano. Dios plantó (labró) un huerto en Edén (el lugar de comunión con el hombre), pero también le encomendó al hombre que cuidara y labrara ese huerto (el lugar de comunión con Dios). Esa es la indicación de Pablo a Timoteo: “Cuida la comunión con Dios.” Presentado por el Pastor Abraham Capitaine.

Ser un labrador (Parte 1). Serie: Esfuérzate en la Gracia.

Para entender el impacto de la analogía que Pablo usó con Timoteo: “SER UN LABRADOR”, es imprescindible recordar que la primera profesión del ser humano fue el ser labrador, allá en el libro de Génesis, en la vida de Adán. De una manera aún más profunda, vale la pena meditar en que Dios preparó todo lo necesario para la llegada del hombre a la tierra, en los 6 días de la creación, y Él mismo (Dios) plantó (labró) un huerto para poner allí al hombre que había formado. Presentado por el Pastor Abraham Capitaine.

Ser un atleta II (Parte 2). Serie: Esfuérzate en la Gracia.

Además de la forma de vida (o alegóricamente hablando “el entrenamiento”), Pablo tiene muy presente cuál es la meta por alcanzar, y además de recordarla/visualizarla constantemente, reconoce la importancia de prestar atención a “las reglas”. Nadie puede ser coronado/reconocido si no “compite” de manera legítima, y de eso se trata “SER UN ATLETA”. Presentado por el Pastor Abraham Capitaine.

Ser un atleta II (Parte 1). Serie: Esfuérzate en la Gracia.

Pablo es profesional en lo que hace, en predicar el evangelio. Pablo ha dedicado una enorme cantidad de horas de estudio a la Palabra de Dios y aún más a la práctica y predicación de dicha Palabra. Si Pablo fuera un atleta, sería uno de alto rendimiento. El anhelo profundo que el apóstol Pablo le transmite al joven Timoteo es que éste también sea un profesional en vivir y compartir el mensaje Bíblico. Presentado por el Pastor Abraham Capitaine.

Ser un atleta (Parte 2). Serie: Esfuérzate en la Gracia.

El marco histórico y las referencias culturales son esenciales para entender el mensaje: “SER UN ATLETA”. Si no se estudia y consideran cuidadosamente dichos elementos, se puede llegar a una interpretación errónea de la Palabra. El deseo de Pablo no era que Timoteo dejara de predicar, se metiera a un gimnasio a entrenar para después participar en las competencias olímpicas. Presentado por el Pastor Abraham Capitaine.

Ser un atleta (Parte 1). Serie: Esfuérzate en la Gracia.

El apóstol Pablo y el joven Timoteo vivieron en un momento histórico específico, en el cual la cultura imperante era la helénica (griega), en la que se le daba notoria importancia a la participación en los Juegos Olímpicos. Cuando Pablo le explica a Timoteo qué es ESFORZARSE EN LA GRACIA, utiliza referencias o conceptos relacionados íntimamente con el contexto en el que están viviendo, ejemplo de ello: “LUCHA COMO ATLETA”. Presentado por el Pastor Abraham Capitaine.

2020 Iglesia ADN